Entrevista con la Ministra de Trabajo, Cra. Jeanette Chávez,

Tortilla con Sal, 28 de julio 2011

TcS : ¿Será cierto que el ALBA ha ayudado aumentar el empleo en Nicaragua?

Ministra Jeanette Chávez: Nosotros por las cifras que nosotros manejamos lo que en Nicaragua ha estado ocurriendo es que el desempleo ha venido disminuyendo y que la ocupación en general en Nicaragua ha estado en aumento y fundamentalmente para las mujeres.

Se han implementado a partir de los proyectos del ALBA una serie de programas de carácter económico y productivo que han impactado directamente en la población generando trabajo, generando ocupación y podemos mencionar por ejemplo el bono productivo alimentario que también está conocido en nuestro país como el programa Hambre Cero. Este es un programa que ha dado trabajo a más de 60,000 mujeres en el campo.

Queremos destacar esto porque este programa ha impactado en el sector rural y ha impactado en la vida de las mujeres campesinas que no tenían ningún tipo de ocupación y que hoy a partir del programa y de la transferencia de bienes que se ha hecho son mujeres que están produciendo, aumentando las riquezas en este país pero sobre todo llevando alimentación y bienestar a las familias que están allí en el campo.

Y no solo ha impactado en el trabajo directo de ellas, sino también en lo de su familia porque la familia se incorpora a todo lo que es el apoyo para el mantenimiento de los animales, para la producción y para la comercialización de tal manera que ese es un ejemplo claro de lo que aquí está ocurriendo en relación al trabajo.

Yo también diría que a nivel urbano hay programas como Usura Cero que son microcréditos que se van entregando a las mujeres jefes de familia para que puedan ellas levantar un pequeño negocio. Y eran mujeres desempleadas, mujeres que estaban desocupadas y que hoy efectivamente ellas ya tienen un trabajo, tienen un pequeño negocio y están llevando la alimentación y dando bienestar a su familia.

Los programas Casas Dignas o los proyectos de Techos para Viviendas Dignas son programas que aceleran o mejor dicho generan un movimiento en la economía del país porque entonces ya se busca quien ponga ese techo, ya las personas viven en mejores condiciones y si son trabajadores o trabajadoras tienen mejores condiciones todavía para poder desarrollar su trabajo allí mismo o estar en condiciones dignas con su misma familia.

Creo que el ALBA, o como decimos realmente el ALBA de los Pueblos solo ha traído beneficios a los nicaragüenses porque además de que nos ha aumentado el trabajo nos está dando dignidad como seres humanos. Nosotros creemos que el trabajo dignifica el ser humano. Creemos y sentimos que este es un pueblo emprendedor y en la medida en que estos programas apoyado por el ALBA están llegando, la gente están teniendo acceso a un trabajo digno, que les dignifica como seres humanos y que dignifica también a sus familias.      

TcS : La impresión que se da es de un efecto multiplicador causado por el ALBA.... 

Jeanette Chávez: En la medida de que hay más producción y más inversión y aquí el papel que ha jugado los proyectos del ALBA en inversiones son fundamentales, a partir de allí se ha dinamizado también la situación de trabajo.

En Nicaragua antes de que tuviésemos esos proyectos, efectivamente había una tasa de desempleo alta. En la medida que se ha venido implementando los programas del ALBA con los programas que el mismo gobierno está impulsando en esa medida ha venido bajando los niveles de desocupación y ha venido aumentándose el empleo.

Quiero dar un dato. Nosotros tenemos como datos estadísticos claros que llevamos a partir del Instituto Nicaragüense de Información del Desarrollo tenemos el dato exacto. En Nicaragua desde 2007 se ha generado trabajo para trescientos veinticinco mil personas a mayo de 2011. Tenemos ese dato. Esto significa que la tasa del desempleo o de desocupación mejor dicho ha disminuido. Pero también tenemos que decir que el empleo asalariado, el empleo y con su seguro social también ha estado en Nicaragua en aumento.

Nosotros encontramos aquí en el 2007 un número de asegurados que eran de 420,000 personas y hoy estamos hablando de 592,000 personas que han ingresado al Seguro Social y esto tiene que ver con toda la dinámica productiva y de generación de empleo y trabajo que han tenido los programas del ALBA efectivamente en Nicaragua. Solo para dar un dato, estamos exportando pero realmente cantidades records de carne, tanto en pie como llamamos los animales bovinos como en canal caliente como carne en cortes especiales que se están enviando a Venezuela.

Y ahora se está hablando de exportación de pollo. Es decir que hemos estado dinamizando la economía  a partir de que hemos entrado en estos programas del ALBA y a partir de que Venezuela está comprando en Venezuela muchísimo más de nuestras exportaciones.   

TcS : ¿Qué impacto tendrá proyectos como la refinería y los proyectos agro-industriales? 

Jeannette Chávez: Va a ser una cosa importantísima lo que es la refinería el Supremo Sueño de Bolívar. Nosotros estamos esperando que esta refinería genere al menos 4000 empleos directos. Si estamos hablando de 4000 empleos directos nuestro índice es de multiplicarlo por cinco. Eso significaría que como  empleos indirectos llegaríamos en total a 20,000 empleos fijos que nosotros podríamos tener a partir de la instalación y la puesta en marcha de la refinería.

Si estamos hablando ahora de todos los productos en el sector agro-industrial, plantas lácteas por ejemplo para el procesamiento de la leche nosotros estamos hablando que en Nicaragua si a estas alturas nosotros estamos contabilizando en el campo. En el campo tenemos más o menos un millón de empleos que es lo que nosotros calculamos. Eso significa que nosotros podríamos llegar a partir de todos esos proyectos agroindustriales lácteos vinculados a la ganadería etc., nosotros podríamos estar hablando de unos 300,000 empleos más a nivel del sector rural fundamentalmente en que está vinculado este tipo de proyecto.

Esto significa entonces para nosotros que en algún momento determinado si la tasa de desocupación abierto en este momento Nicaragua la tiene alrededor de un 7 o 6.5 por ciento eso significa que nosotros podríamos llegar a disminuir esa cifra hasta en un 2 por ciento. Y el impacto sobre la población realmente se sentirá de inmediato. Y hacia eso es que nosotros estamos apuntando con los programas y políticas del gobierno.     

TcS : ¿Será justo decir que el ALBA ha facilitado la recuperación del sector de las cooperativas?

Jeanette Chávez: Voy a dar un dato que es de lo más interesante. Yo he estado de alguna manera vinculada directamente al sector cooperativo. En el 2007 cuando el Comandante asume el gobierno nuevamente nosotros encontramos en el registro del Ministerio de Trabajo que están inscritas 8,000 cooperativas. Entonces una de las primeras tareas que teníamos que hacer era confirmar ese registro, hasta donde ese registro efectivamente era cierto o era sencillamente un registro de papel y que esas cooperativas no existían.

Y nos llevamos una gran sorpresa porque cuando fuimos al terreno a confirmar si esas cooperativas existían o no nos encontramos que realmente solo eran 1200 las cooperativas que existían. Esos 8000 cooperativas fue lo que dejó la revolución hasta el año 1990 que había sido un impulso vigoroso al movimiento cooperativo y como el movimiento cooperativo a partir de la instalación del neoliberalismo había sido arrasado, había sido desaparecido desde la falta del financiamiento hasta la pérdida de las tierras realmente en el campo para los cooperados.

Entonces, a finales de 2007 ya con la nueva ley de cooperativas se cree el Instituto de Fomento Cooperativo que se llama el INFOCOOP y en INFOCOOP el Ministerio de Trabajo siempre tiene una presencia, tiene un asiento en la junta directiva. Partimos de esos 1200 cooperativas que era lo real que realmente habían. Y al cerrar el año 2010 ta teníamos actualizadas y totalmente legalizadas 3,500 cooperativas.

Eso da un idea como en un proceso de apenas tres años ha habido una recuperación y un impulso de nuevo vigoroso al movimiento cooperativo, y fundamentalmente al movimiento cooperativo en las zonas rurales, las cooperativas agropecuarias y de esas 3500 al menos 330 son cooperativas de mujeres. Esto le puede dar una idea de lo que ha significado la recuperación de ese movimiento cooperativo y lo que significa el apoyo que desde los programas del ALBA y a través del gobierno se está dando.

El movimiento cooperativo debe de llegar a recuperar lo que fue hasta el año 1990, un movimiento poderoso de pequeños y medianos productores asociados en cooperativas y fundamentalmente las cooperativas de mujeres que están vinculadas al sector productivo en el campo. Esos son datos ciertos, no son datos inventados . Son cooperativas legalizadas y han habido grandes encuentros del cooperativismo y uno puede palpar en concreto como viene recuperándose ese movimiento cooperativo en el país.

TcS : ¿Tiene algunas observaciones sobr eel tema del empleo en general?

Jeanette Chávez: Nosotros queremos desmistificar lo que se ha venido diciendo de que en Nicaragua el empleo ha sido estancado porque los economistas de derecha fundamentalmente lo que están siempre queriéndose referir es al empleo asalariado. En Nicaragua en una economía como la nuestra que está asentada fundamentalmente sobre la pequeña y mediana empresa nosotros estamos atendiendo no solamente el trabajo asalariado que se está generando con todos los proyectos, sino que estamos impulsando también llamamos el trabajo emprendedor.

Es decir el trabajo por cuenta propia a partir de todos estos programas que el gobierno está impulsando, programas económicos productivos que están alentando toda esa fuerza emprendedora que nuestra población tiene y que la gente está desarrollando para poder encontrar un medio de vida y como mejorar en general el bienestar social, lo que nosotros llamamos el bien común, esa responsabilidad social compartida en donde estamos comprometidos empleadores, trabajadores y gobierno por desarrollar este proyecto en Nicaragua este proyecto revolucionario que a través de este gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional  estamos impulsando.

Vamos a seguir adelante. Al apoyo del ALBA ha sido decisivo para nosotros. El ALBA es efectivamente el despertar de los pueblos y en Nicaragua eso se está haciendo una realidad y ese vínculo que tenemos con los hermanos bolivarianos es decisivo para saltar adelante como pueblo que tiene efectivamente un futuro mejor.    

TcS : ¿Ha tenido algún impacto el ALBA en la migración?

Jeannette Chávez: Tenemos hechos muy concretos que nos demuestran que en nuestro país algunos sectores han llegado a disminuir la migración. En el 2007 migraban hacia Costa Rica a los cortes de café, a los cortes de caña, a los cortes de melon alrededor de unos 5000 nicaragüenses que pasaban por el Ministerio de Trabajo para que nosotros les diéramos el acompañamiento para su visado, para su salvaconducto para que ellos se fueran con un contrato que estaba debidamente revisado por el Enla medida que nosotros estuvimos negociando el salario mínimo a través de la Comisión del Salario Mínimo que la preside el Ministerio de Trabajo hemos venido impulsando y empujando el salario mínimo y tratando de que ese salto se da también en el campo con el salario mínimo para los cortes de café.

Doy un ejemplo. En el 2007 el salario mínimo promedio en Nicaragua a inicios de 2007 era de 1400 córdobas. Hoy a febrero del 2011,  el salario mínimo promedio en Nicaragua es de 3000 córdobas. O sea, que hemos aumentado el salario más de 100 por ciento a estas alturas. Igual ha ocurrido con los cortes del café . Hemos venido trabajando con el salario mínimo de los trabajadores.

Y ¿qué es que los trabajadores te decían? Ellos decían, me voy a Costa Rica porque la lata de café allí la pagan mucho mejor que lo están pagando en Nicaragua. En Nicaragua en 2007, la lata de café exportada se pagaba a 0.57 centavos de dólar. Cuando ya en Costa Rica se pagaba a US$1.20. Empezamos a trabajar, a empujar a subir el salario mínimo.

Hoy tomando en cuenta el valor de la comida, la lata de café en Nicaragua sumándole la comida se está pagando a US$1.52 y en Costa Rica se está pagando a US$1.50. Entonces llegó un momento en que está política de salario mínimo nos ha dado resultados y nos ha estimulado a los trabajadores para que no vayan apostándose a Costa Rica y se quedan cortando café en Nicaragua.

Hicimos un recorrido en diciembre en las fincas cafetaleras y estuvimos hablando con los productores. Y los productores nos decían. Hoy no he tenido problemas con la mano de obra no me ha faltado mano de obra de cortadores. Hoy más bien he tenido suficiente mano de obra lo cual significa que ellos decidieron no irse a Costa Rica y a quedarse cortando café en Nicaragua . Y lo han expresado. Si el valor de la lata  es igual que está en Costa Rica, prefiero quedarme en Nicaragua a y no estar trabajando como un emigrante en Costa Rica.

Migración va a ver siempre, por una u otra razón, a veces por costumbre, a veces por familia en otros países. Pero creo que las políticas económicas y las políticas laborales  que estamos impulsando en el gobierno han venido mejorando en general la situación de nuestros trabajadores. Y hay una respuesta concreta como la que estoy señalando entre los obreros agrícolas de las cortes de café